Los veranadores utilizan el arreo de animales como un producto turístico, ofrecido fundamentalmente como Ecoturismo, organizando excursiones a caballo por todo el recorrido.

El Norte Neuquino, con la capital del departamento Minas: Andacollo, es una región a la vez salvaje, bella y llena de contrastes, donde los bosques se alternan con mesetas áridas y las praderas de altura, con montes espinosos.

Pero cada rincón esconde sorpresas que sólo hay que animarse a descubrir, transitando caminos de ripio y huellas en medio de las montañas.

Además es una de las últimas regiones del mundo donde se practica la trashumancia de los rebaños, lo que consiste en el traslado de los animales a mediados de noviembre hacia los campos altos de la cordillera en busca de los pastos y el agua que le servirán de sustento a sus animales y en marzo y abril el regreso a los campos de invernada, también en busca de las pasturas para alimentar el ganado.