Andacollo y los pueblos que lo rodean, son participes de la producción de chivitos para el consumo humano, ya que en esta zona viven los crianceros o pequeños productores que trabajan la tierra y se dedican a la cría caprina trashumante.

Habitan espacios por los que pagan un impuesto anual – ya que las tierras ocupadas son en su mayoría campos fiscales – situación que se transmite de generación en generación, por lo que el productor solo es dueño de las mejoras que pueda realizar en las mismas.

Chivito-al-asador
Asado de chivito al asador

Según informes del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), la zona que corresponde a la denominación de origen del chivito criollo del norte neuquino está ubicada en la totalidad de los Departamentos Minas y de Chos Malal, parte de Pehuenches, Ñorquin, Añelo y Loncopue.

El consumo de este producto, marca registrada de la región norte de la provincia de Neuquén, se amplía a partir de reconocer que el sabor de la carne del chivito es más aceptable en todos los mercados y puede consumirse en los meses de mayor demanda: desde octubre hasta marzo inclusive.