El último miércoles, la comunidad de Andacollo se vio sorprendida por el incendio y la pérdida total del Centro de Iniciación Artística N°6 que funcionaba en el ex CEPM N°11 de la localidad. El CIART Y el CFP son dos espacios que permiten a 300 alumnos poder realizar diferentes actividades y oficios, con el objetivo de la recreación, alternativas para niños, adolescentes y jóvenes, así como también es una gran oportunidad y una herramienta para formar futuros profesionales en diferentes oficios.

Tras lo ocurrido en horas de la tarde en la Intendencia de la localidad se reunieron, el intendente Ariel Aravena, la Presidenta del Concejo deliberante, Marilina Fernández, autoridades provinciales de Educación y diferentes referentes del CIART Y CFP con el objetivo de buscar soluciones a lo acontecido en las primeras horas del miércoles.

Es así que las instituciones de Andacollo diagramaron un plan para que el CIART y el CFP inicien rápidamente sus actividades. El CIART dictará sus clases en la Escuela N°28 y el CFP lo hará en instalaciones que cederán la Iglesia Católica, la Municipalidad y un inmueble que alquilara el Ministerio de Educación.

Una vez finalizado el encuentro, el jefe comunal señaló: “hay que trabajar con una mirada optimista, hoy me levante con la angustia de ver como las llamas terminaron con mi escuela secundaria, pero me voy a dormir con energías renovadas por tanta demostración de solidaridad de mi querido Andacollo”.

Por otro lado, tras el suceso de público conocimiento en horas de la tarde – noche, las vecinas y los vecinos de la localidad, junto a docentes de las instituciones afectadas se reunieron en inmediaciones del Centro de Iniciación Artística para colaborar y ayudar en la reconstrucción de ambas instituciones. Diferentes artistas locales pasaron por un improvisado escenario, que acompañó a las diferentes donaciones de la comunidad.

 

 

Andacollo solidario